PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dimecres, 1 de juny de 2016

ALGUNOS ANTECEDENTES FILOSÓFICOS DE JOHN STUART MILL

Empirismo y utilitarismo
Son éstas las principales tradiciones filosóficas que Stuart Mill recoge.

David Hume
Tienen en común su actitud antimetafísica y antiespeculativa, así como una actitud pragmatista en temas morales. No admiten conceptos morales esencialistas (un bien superior, por ejemplo), ni normas morales indiscutibles. El único criterio moral es para ellos la utilidad.

 James Mill (1773-1836)
Es su padre. Formado en la Universidad de Edimburgo. Escritor, periodista y editor de revistas culturales, así como historiador (escribe una Historia de la India en 1817, muy exitosa y crítica con la administración colonial inglesa). Amigo de Jeremy Bentham, uno de los principales formuladores del utilitarismo; juntos son los principales representantes del radicalismo filosófico; también amigo del economista David Ricardo.
James Mill, a partir de Hume, es el iniciador del asociacionismo y la psicología de los fenómenos mentales: la actividad psíquica sólo se puede explicar mediante mecanismos asociativos o disociativos respecto de elementos empíricos. La asociación está vinculada a la continuidad espacio-tiempo, al contraste y el parecido; son éstas las condiciones que determinan la actividad asociativa de la mente, y servirá (como sirvió en Hume) para explicar todas las creencias y supersticiones como mecanismos psicológicos sin validez empírica. Estas ideas son la antesala del conductismo y de la Gestalt.
James Mill educará a su hijo según los principios del utilitarismo de Bentham. Stuart Mill es un niño precoz, que ha leído mucho a una edad en que los niños deben jugar. Este ambiente de rigidez intelectual desemboca en una crisis espiritual que le lleva a una rebelión contra el utilitarismo radical, falto de emocionalidad. De ahí su interés romántico por la poesía, y su rebelión contra los convencionalismos sociales, opresivos en su época.

Jeremy Bentham (1748-1832)
Fundador del radicalismo filosófico, a través de la revista Westminster Review (1824), publicada en Londres. Defendía la libertad de prensa y opinión, el reformismo político y judicial. Está en la misma línea que une a otros pensadores políticos ingleses de la época de la Revolución francesa, como Richard Price y Stanhope, que fundaron asociaciones políticas contrarias al autoritarismo monárquico derivado del miedo a un contagio revolucionario en Inglaterra.
Bentham es también el fundador del utilitarismo, y su representante más radica. Es el autor de la formulación de la primera ley ética utilitarista, el llamado principio del interés, según el cual el hombre se rige por sus propios intereses (egoísmo), es decir, la obtención del placer y la evitación del dolor, cosa que desemboca en un estado de felicidad. Con todo, en Bentham hay una concepción ambigua de los polos placer y dolor: bienestar, mínimum vital, ausencia de necesidades.
Este principio desemboca en un problema similar al que se plantea Hobbes: si todos los individuos buscan la misma cosa, acabarán chocando unos con otros, porque tienen intereses iguales. Para Bentham, la solución estriba en considerar el principio del utilitarismo en un sentido colectivo: debe aplicarse según el criterio del número, de manera que la mayor cantidad de individuos obtengan beneficio.
¿A qué viene tanta insistencia en lo colectivo? Estamos en una época de desórdenes sociales, con el recuerdo de una revolución reciente, y hay cierta obsesión por controlar a las masas, representadas en el proletariado emergente. La misma obsesión que muestra Bentham por controlar a la población reclusa: el panóptico.
El pensamiento de Stuart Mill se desarrollará, pues, en una época muy compleja, la Inglaterra victoriana, donde las libertades individuales son aún limitadas por ideas morales de raíz religiosa (puritanismo), las costumbres son inamovibles, y la sociedad está paralizada para garantizar el orden social ante los incipientes pasos del movimiento obrero. Sólo hay que recordar la exagerada reacción de la policía durante las manifestaciones pacíficas de Peterloo, en 1819.









Auto Cad Tutorials