PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dimarts, 1 de maig de 2012

URIEL DA COSTA y SPINOZA


Amsterdam, entre 1640 y 1645
Uriel Da Costa ( Acosta o Dacosta) es expulsado de la Sinagoga, y se suicida. Este episodio, ocurrido cuando Spinoza tiene entre 8 y 13 años, es señalado por los estudiosos como de impacto sobre el futuro filósofo. Posiblemente se trata de un episodio que marca la vida en toda la comunidad sefardita de Amsterdam, un recuerdo importante en la mente de un niño tan precoz como Baruch.

Uriel Da Costa (1580/85-1640/45) era portugués, nacido en Oporto de familia aristocrática, perteneciente a lo que se llamó conversos, es decir, judíos convertidos al catolicismo para poder quedarse en su propia patria. Pero Uriel retorna al judaísmo, insatisfecho con el catolicismo, y con él toda su familia, que ha de emigrar a Holanda (a estos judíos conversos que vuelven a practicar el judaísmo se les llamaba marranos o cripto-judíos). Se integran en la comunidad sefardita de Amsterdan y allí adopta el nombre de Uriel. Una vez allí, queda decepcionado de la versión rabínica del judaísmo, dado que él ha vuelto a sus orígenes directamente a través del Antiguo Testamento, es decir, al margen de la sofisticación teológica y legislativa de los rabinos. En 1616 presenta 11 tesis contra el judaísmo rabínico, al que considera alejado de la Biblia, excesivamente ritualizado e hipócrita. En 1623-24 elabora un escrito donde incluso niega la inmortalidad del alma. A partir de aquí es arrestado y privado de sus libros, y finalmente expulsado de la Sinagoga. Parece que intentó integrarse en la comunidad judía de Hamburgo, pero también fue expulsado de allí. Por sus posiciones teológicas es acusado de blasfemia y ateísmo, y es perseguido hasta tal punto que acaba en la miseria, hasta 1640 (algunos autores hablan de 1645), año en que solicita ser readmitido a cambio de llevar a cabo una dura penitencia: 39 azotes y ser pisoteado por toda la comunidad al salir del templo, según el ritual rabínico de readmisión. Profundamente afectado por esta humillación, escribe una breve autobiografía (Exemplar Humanae Vitae) y se suicida disparándose a sí mismo.

 
Este escrito critica considera la religión revelada como contraria a la naturaleza y a la razón, y como fuente de supersticiones. Y este episodio es tenido como ejemplo de la intolerancia de los judíos ortodoxos hacia cualquier forma de disensión interna y hacia cualquier forma de libertad de pensamiento y expresión. Por ambos motivos, por las ideas y por los acontecimientos, Uriel Da Costa aparece como un predecesor de Spinoza. No obstante, aunque posiblemente el niño o adolescente Baruch presenció los acontecimientos, no hay ninguna mención en sus obras. Sin duda conoció las ideas de Uriel, y sin duda el episodio le sirvió como aprendizaje para el futuro.










Uriel da Costa tenant sur ses genoux Spinoza enfant. Samuel Hirszenberg, 1888

En 1648, Baruch Spinoza tiene 16 años. Discute en la Sinagoga con los doctos, es un espíritu inquieto. El episodio del suicidio de Uriel Da Costa es un jalón en el camino: la comunidad sefardita es un lugar seguro cuando se huye de los católicos ibéricos, pero no lo es para pensar libremente. Si te enfrentas a ella, te echan, te humillan, te acusan, como le ocurrió a Uriel y como le pasará más adelante a Spinoza.
Auto Cad Tutorials