PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dissabte, 1 de novembre de 2014

NIETZSCHE PÓSTUMO (2002)

Reseña mía del libro Sabiduría para pasado mañana. Selección de fragmentos póstumos (1869-1889), editado por Tecnos, Madrid, 2002. Publicada en Lateral, marzo de 2003.



Toda la obra de Nietzsche, con la excepción de El
nacimiento de la Tragedia y Así habló Zarathustra,
está escrita en clave fragmentaria y aforística, y no por
capricho del autor. En el caso de esta edición, lo
fragmentario, fruto de la reflexión más personal e
íntima, cobra interés por el hecho de no ir
originariamente destinado a ser hecho público, al
menos inmediatamente.

Posiblemente por esta circunstancia estas notas
quedaron a salvo de las escasamente escrupulosas
manos de Elisabeth F. Nietzsche, la hermana del
filósofo casada con el proto-nazi Bernhard Förster y
autora de una profunda manipulación de los escritos
que Nietzsche aún no había publicado cuando murió.
Es una lástima que el editor español no haya incluido
un breve estudio de cómo las anotaciones de
Nietzsche han sobrevivido a su guardiana, tratándose
en conjunto de un auténtico manifiesto del nihilismo
más radical, que contiene aforismos escandalosos
para las puritanas mentes del protestantismo.

No obstante, ese nihilismo no es absolutamente
destructivo, sino que contiene una propuesta de
reconstrucción. Es un nihilismo contra los mensajes
que prometen el paraíso tras la salvación, pero deja
las puertas abiertas a que los hombres, habitantes de
la imperfecta caverna, la reconstruyan por sí mismos.
Por eso, el modelo de hombre que aparece esbozado
en estos fragmentos pulveriza sin piedad toda la
parafernalia de la filosofía posmoderna, esa que
acepta sin crítica todo lo dado, venga de donde venga.
Ese nihilismo afirma, por contra, que todo lo que
compone el mundo, y el mundo mismo, son horribles;
que la naturaleza puede ser nociva, y que en nuestra
época reina la mojigatería moral, cuando no estética.
Este libro es un merecido golpe bajo contra la
autocomplacencia posmoderna. 


Auto Cad Tutorials