PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

diumenge, 26 de març de 2017

INSTITUCIONES DEMOCRATICAS EN ATENAS: SOLÓN

Solón y el inicio de la democracia ateniense (594 a. C.)

  


La democracia ateniense no nace de manos de Solón, aunque su figura sea de capital importancia en el futuro del régimen democrático ateniense. Los antecedentes de este régimen pueden remontarse a épocas legendarias, cuando Atenas era aún una monarquía.

   En esa época, los habitantes del Ática residían en aldeas y villas (demos) que se agrupaban alrededor de la corte, resguardada en la Acrópolis ateniense, pero estas villas se gobernaban por sí mismas (pritaneos propios), y sólo acudían al rey en caso de peligro o necesidad, por lo que los áticos estaban acostumbrados a tomar decisiones con cierta independencia de la capital Atenas y hasta en contra del rey (sublevación contra Erecteo). 
    Más tarde, tras la muerte de Codro, el rey Teseo suprimió la monarquía (Plutarco, Teseo 25), disolvió estos órganos rurales y los unifico en el pritaneo ateniense, trasladando allí todo el aparato político y judicial que se hallaba dispersado en la región (Tuc., Historia II, 15-16), estableciéndose el arcontado, una presidencia vitalicia con plenos poderes, luego reducido el periodo de gobierno a 10 años, y se crean nueve arcontados con diferentes funciones: el basileos, el polemarco, el epónimo y el tesmotetes. El poder era detentado por una aristocracia hereditaria, los llamados eupátridas, apoyados en una minoría de hippes, la alta burguesía que ocupaba los altos cargos del ejército y disponía de caballo.
   Hay una visión prosaica de los orígenes de la democracia ateniense: los atenienses ni siquiera debían tener una clara conciencia de estar haciendo algo importante a dos mil años de distancia. 
  •     La isonomía fue fruto de su empeño en tener unas leyes iguales para todos. 
  •     La isegoría se debía a que todos querían ser escuchados porque todos querían llevar razón en las asambleas. 
  •     Y todos querían estar en el ajo, ocupar el centro de la reunión, tener acceso a los cargos, y eso desembocó en la isocratía
Todo ello fue, naturalmente un largo proceso en el empeño de retener cada vez más el poder que al principio sólo los aristócratas gozaban. “Pero seguramente se es más fiel a la historia reconociendo que la democracia griega, en su comienzo, no fue un hallazgo sublime de la fraternidad humana sino un parche de la necesidad; y que no nació como cresta de la grandiosidad del espíritu, sino como gatera de la mezquindad de un pueblo que se rebeló contra los dioses de la tradición para entronizar seres humanos de carne y hueso, sujetos a la ambición, la ignorancia y el error. Un pueblo interesado hasta la mezquindad, metijoso hasta la promiscuidad, justo hasta la mediocridad, pero que antepuso lo contingente y necesario a lo sublime y trascendental” (Evelio Moreno).

594-593 a. C., Solón es arconte en Atenas. Pone en marcha varias reformas que serán fundamentales en la configuración de la futura democracia ateniense. 
  •             En primer lugar, la condonación de la deuda interna, la supresión del hectemorado (tributo sobre la cuarta parte de la cosecha, en concepto de protección), y la supresión de la esclavitud por deudas.
  •         A nivel social, establece cuatro clases: thetes, la inferior, con una renta menor de 200 medidas; los zeugitas, aquellos que tienen una renta de 200 a 300 medidas (literalmente, lo que da un par de bueyes); los caballeros o hippes, con rentas entre 300 y 500 medidas; y finalmente los pentacosiomedimnos, es decir, los que tienen más de 500 medidas de renta. Esta clasificación determina los niveles de participación política (sistema censitario): al arcontado y la tesorería sólo pueden aspirar los pentacosiomedimnos; a las otras magistraturas, los hippes y los zeugitas; a la Asamblea, todos, incluidos los thetes.
  •      Al Consejo del Areópago, sólo acceden anteriores arcontes. Este órgano es una institución predemocrática de carácter nobiliario, vigente en la monarquía. Sus orígenes son mitológicos: Areópago significa colina de Ares, llamada así por ser Ares el primero en ser juzgado en este lugar de Atenas. Conservaba alguna de sus anteriores funciones, en especial en materia criminal. El poder legislativo y de toma de decisiones había ido traspasando paulatinamente a la Asamblea.
  •     La Asamblea era el órgano de la función legislativa, formado por todos los ciudadanos. Se regía por la participación directa de todos ellos, y de ella emanaban los cargos públicos más variados, incluidos los arcontes y estrategas, que eran elegidos mediante voto personal, mientras que los cargos menores eran elegidos por sorteo. Tenía una comisión permanente, el Consejo de los Cuatrocientos (100 por cada una de las cuatro tribus). 
  •    En las posteriores reformas de Clístenes se estableció el Consejo de los Quinientos, compuesto de pritanías, es decir, cincuenta miembros de una tribu o phila, de las cuales había 10 en el Ática. Cada pritanía ocupaba la presidencia del Consejo durante la décima parte del año, con la función de dedicarse a los asuntos administrativos. La rotación de las pritanías se decidía por sorteo, así como las presidencias del Consejo y de la Asamblea. Es de suponer que este sistema aseguraba la representación de la población del Ática, tanto en lo económico como en lo social. Las funciones del Consejo de los quinientos consistían básicamente en llevar cuenta de la administración diaria de la ciudad y en presentar propuestas a la Asamblea para su discusión y eventual aprobación.
  •    Estableció tribunales de apelación, en los cuales podían participar todos los ciudadanos, elegidos por sorteo. Es un paso directo hacia la democratización de la participación política, porque pone en manos del pueblo el control del sistema judicial, que es un paso hacia el control del gobierno de la ciudad.

   El método del sorteo tiene mucho que ver con la convicción prometeica de que el sentido moral está repartido por igual entre los hombres, sin distingos. El sorteo es un baremo universal que permite a todos los ciudadanos acceder a los cargos públicos, sin olvidar que estos son interinos y que el retorno a la vida privada es tan digno como el ejercicio del poder público. Introduce el procedimiento electivo del sorteo, para contrarrestar el poder de las grandes familias. Incluso los arcontes se designan por sorteo, aunque restringido a los candidatos de su clase. Será determinante en la tendencia ateniense hacia el igualitarismo.

    El ideal de Solón es el meden agan (nada en demasía). Éste ideal devino eje ordenador de la democracia en Atenas, y se hizo muy visible en la controvertida disposición del ostracismo, establecida en época de Clístenes.




Auto Cad Tutorials