PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dimarts, 26 de setembre de 2017

ALTERACIONES DE LA MENTE: SÍNDROME DE ESTOCOLMO

Es un trastorno mental relativamente frecuente en las personas que han sido víctimas de un secuestro: muestran algún tipo de sentimiento positivo hacia sus captores. Según informes policiales internacionales, un 27% de las víctimas de secuestro presentan este desorden.

Esta alteración se debe a que las víctimas malinterpretan la ausencia de violencia contra su persona como un acto de humanidad por parte del agresor. En general, las víctimas que experimentan este síndrome muestra dos tipos de reacción ante la situación:
  • Tienen sentimientos positivos hacia sus secuestradores.
  • Muestran miedo e ira contra las autoridades policiales.

Puede ocurrir que también el secuestrador muestre sentimientos positivos hacia sus rehenes, en una conjunción de circunstancias que une a ambos:
  • Secuestrador y rehén buscan salir ilesos del incidente, y por ello cooperan.
  • Los rehenes intentan protegerse de situaciones incontrolables, y por ello tratan de cumplir los deseos del captor.
  • Los delincuentes se presentan como benefactores ante los rehenes, para evitar una escalada violenta.
  • La pérdida total del control que sufre el rehén durante un secuestro es difícil de asimilar.
  • El rehén convierte la presión psicológica en sensación de abandono, aislamiento, amenaza e incluso haber sido olvidado por la policía.



Por Núria Pérez (Optativa de Psicología/Sciología)


Auto Cad Tutorials