PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dilluns, 12 de novembre de 2012

RESEÑA: un libro de Bilbeny sobre Sócrates (1998)


SÓCRATES. EL SABER COMO ÉTICA

Norbert Bilbeny
Barcelona, Península, 1998
140 págs.




La densa bibliografía sobre Sócrates ha sido enriquecida con el último ensayo de Norbert Bilbeny. Este libro puede ayudar a entender a fondo al personaje de Platón, rescatado del contexto de los diálogos para ser retratado en el genuino escenario donde desarrolló sus inigualables dotes filosóficas: la Atenas multicultural y democrática de finales del siglo V antes de Cristo.

Bilbeny nos presenta la filosofía de Sócrates a través de las paradójicas afirmaciones que hizo: que la maldad es fruto de la ignorancia, que es mejor sufrir la injusticia que causarla, que la sabiduría comienza por reconocer la propia ignorancia. Entender a Sócrates implica resolver estas paradojas, si uno no se quiere quedar en el simple asombro. Y para ello es necesario sumergirse en el esquema conceptual de un filósofo que renovó el pensamiento de su época y fue poco comprendido. Sócrates no explicaba sus paradójicas afirmaciones, al revés, insistía en ellas y se repetía continuamente hasta el punto de colmar la paciencia de sus sufridos interlocutores.

Bilbeny reconstruye paso a paso el rompecabezas socrático, teniendo el principio de no contradicción como eje de la reflexión socrática. El gran logro de Sócrates es aplicar un principio lógico a la moral y, por extensión, a la política. Sócrates democratiza la virtud al hacerla racional y ponerla al alcance de cualquiera dispuesto a usar su intelecto para aprender a vivir bien. Y así conecta con otra interesante paradoja: ¿por qué la democracia ateniense condenó a uno de sus mejores defensores?

                                                                                                                  
  Josep Pradas



Publicada en Lateral, noviembre de 1998
Auto Cad Tutorials