PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

diumenge, 7 d’octubre de 2012

REVOLUCIÓN FRANCESA: otro 5 de octubre para recordar (1795)


Las jornadas del 13 de vendimiario (5 de octubre de 1795)

Una vez aprobada la Constitucuión del año III que sustituye a la jacobina, se convocan elecciones entre el 12 y el 21 de octubre. El contexto preelectorial es convulso, porque las secciones realistas de París recuperan fuerza porque esperan obtener una mayor representación, e incluso regresan algunos emigrados, aun clandestinamente. El desarme de los sans-coluttes alienta aún más esa esperanza de victoria monárquica.

Pero los termidorianos, esto es, los republicanos que han arrebatado el poder a los jacobinos, decretan que sólo un tercio de los diputados sea elegido por el pueblo, y los dos restantes sean reelegidos desde dentro de la Convención. Esta medida llevará a un nuevo enfrentamiento entre republicanos y monárquicos.

Paul Barras, en 1795

El 4 de octubre se inician los movimientos. Los realistas reunen un grupo de treinta secciones bajo el liderazgo de la sección de Le Pelletier; los republicanos son dirigidos por Paul Barras, que encabeza varios destacamentos de la Guardia Nacional. El enfrentamiento se produce en la tarde del 5 de octubre, y finalmente los monárquicos son dispersados a cañonazos, y detenidos los insurgentes.

Entre los oficiales republicanos a los que se ha recurrido circunstancialmente hay un joven general, Bonaparte, al mando de un destacamento de artillería que ha operado en la zona de rue Saint-Honoré. Barras ya había contado con él durante la represión de la contrarrevolución, en 1792, en la zona de la costa provenzal, que fue especialmente dura en Marsella y Toulon. 



Fréron en 1796


Uno de los subalternos de Barras, un tal Louis-Marie-Stanislas Fréron, que en los inicios de la Revolución había editado un panfleto titulado L'Orateur du peuple, un tipo siempre ambiguo que en los días de la Convención eligió el flanco jacobino sin serlo, y se hizo cargo de la represión en Marsella y Toulon, donde ordenó la ejecución de centenares de sospechosos. Este Fréron, nunca bien visto por Robespierre, se alineó con los termidorianos y se hizo lider de las bandas conocidas como la jeunesse dorée, por el color de su vestimenta, que asaltaban a los jacobinos en plena calle y sembraron el terror entre los miembros de este grupo. Más adelante, con Napoleon en el poder, en 1801, fue nombrado subprefecto de Santo Domingo, en las Antillas, donde murió al año siguiente.



El joven Napoleon, en 1796




El día 7 de octubre comienzan las represalias contra los monárquicos sublevados, mediante consejos de guerra que condenan a muerte a los cabecillas y a los conspiradores intelectuales, y a penas de prisión a los participantes.
Por otro lado, los jacobinos, que han participado en la defensa de la Convención, reciben una amnistía. En este punto, se hace evidente que el régimen termidoriano necesita más apoyos, y los necesita por la izquierda. Sin embargo, se hace evidente quye el régimen va a depender también del ejército. Más adelante sucederá que el ejército se hará cargo del poder directamente, en manos de Napoleón.

Barras, por otro lado, acabará siendo elegido miembro del Directorio, cargo que ocupará desde el 31 de octubre de 1795 hasta el golpe del 18 brumario  (9 de noviembre de 1799), que dará lugar al Consulado y posteriormente al Imperio. 

Paul Barras

A partir de aquí, Barras deberá exiliarse, ni siquiera la Restauración le permitirá volver, por haber dado su voto en favor de la ejecución de Luix XVI (1793). Morirá en Roma, en 1829.


________________________

Bibliografía


Péronet, M., Vocabulario básico de la Revolución francesa. Barcelona, Crítica, 1984.



Auto Cad Tutorials