PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dissabte, 13 d’octubre de 2012

TEXTOS: Descartes, la verdad y el error

Fragmentos de las Meditaciones IV, págs. 151-154 de la edición de Espasa-Calpe, 1984, donde Descartes expone sus ideas sobre la posibilidad del error en el entendimiento, como fruto de una voluntad que se precipita en la elección. Descartes propone la indiferencia cuando la verdad no se aprecia con perfecta claridad, contener la voluntad dentro de los límites del entendimiento. En consecuencia: si no me decido, si no apuesto, nunca me equivocaré. Sin embargo, Descartes constata que la verdad o la mentira, cuando son flagrantes, no generan indiferencia, sino que inclinan la voluntad hacia ellas; sea por error o por acierto, tienden a mover a las voluntades sensibles. ¿Es posible sustraerse a la atracción de la verdad o la mentira? ¿Es posible semejante ejercicio de funambulismo?




Auto Cad Tutorials