PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dimecres, 13 d’abril de 2016

QUÉ ES LA ALIENACIÓN SEGUN MARX

Origen hegeliano del concepto
El origen de este concepto se sitúa en Hegel: hay una fase en el proceso dialéctico en la cual el hombre no se posee a sí mismo, y su conciencia elimina ese momento al experimentarlo como tal.
En este sentido, alienación en Hegel equivale a consciencia infeliz o alma alienada, es decir, separada de la realidad a la que pertenece. En general, el sentido de este concepto remite a la idea de una realidad que está fuera de sí, por lo que no puede realizarse como tal realidad.

Feuerbach y los Jóvenes Hegelianos
La inicial idea hegeliana sufre una transformación al ser adoptada por las corrientes materialistas del hegelianismo: ya no es el producto de una mera conciencia sino que son las condiciones sociales inherentes a la existencia del individuo real las que conducen al sujeto a esa condición en que no se posee a sí mismo, se halla fuera de sí.
Según Feuerbach, la religión sería una forma de enajenación, una proyección más allá del hombre de sus propias características y actitudes, divinizándolas.
  
La consideración marxista
Marx no acepta la interpretación religiosa que Feuerbach realiza sobre el concepto de alienación. En sus Tesis sobre Feuerbach considera que la proyección de lo humano hacia la divinización es demasiado individualista en manos de Feuerbach, y que la idealización religiosa de la existencia humana no es un mero producto individual y abstracto, sino que es un producto social, en tanto que todo individuo está inmerso en una sociedad, en la que hay numerosos elementos que condicionan al sujeto.
Desde ese punto de vista de las relaciones sociales, Marx considera que la alienación se extiende en diversos ámbitos de la vida social, pero que la causa material de la alienación debe buscarse en la distribución de los bienes y en los modos de producción y consumo de una determinada sociedad.
Por ejemplo, si la morada que habito, las herramientas que uso o los productos que obtengo no me pertenecen, sino que son de otro, mi trabajo, mi actividad y mi vida están alienadas, fuera de mí. Y esto significa que yo mismo y mi conciencia están enajenadas.
Esta consideración es válida para todos los modos de producción, pero si nos centramos en el modo capitalista, el obrero industrial se encuentra a merced del capital, que aparece como un poder anónimo, que crea ciegamente trabajo y lo niega en tiempos de crisis.
Marx usa el concepto de alienación para describir un aspecto muy concreto de la existencia humana: el trabajo. La alienación es el resultado de la separación entre el sujeto que trabaja y la propiedad de los medios de producción, por lo que hay una parte de ese trabajo que no pertenece al trabajador pero genera beneficios al propietario de los medios. El resultado del trabajo no pertenece al trabajador no sólo porque el objeto producido no es suyo, sino también porque el beneficio derivado de ese trabajo tampoco lo será.
Para superar la alienación, el hombre se ha de liberar del encadenamiento al trabajo que no le pertenece, apropiándose de todo el proceso. Pero cara conseguir esto es necesario también que adquiera una conciencia de clase a través de la ideología. Tal condición libera al obrero de la alienación y conduce a la praxis revolucionaria, en tanto que el sujeto se identifica con la colectividad, el obrero con el proletariado, y finalmente con la organización política que lo movilizará. No hay que olvidar que el marxismo es una ideología de masas.


Auto Cad Tutorials