PARA VIVIR BIEN

"Pero los oligárquicos no dicen lo más importante: si los hombres han formado una comunidad y se han reunido por las riquezas, participan de la ciudad en la misma medida en que participan de la riqueza, de modo que el argumento de los oligárquicos parecería tener fuerza (pues no es justo que participe de las cien minas el que ha aportado una igual que el que ha dado el resto, ni de las minas primitivas ni de sus intereses). Pero los hombres no han formado una comunidad sólo para vivir, sino para vivir bien." Aristóteles, Política III 9

dimecres, 3 de febrer de 2016

DESCARTES Y LA RECONSTRUCCIÓN DEL MUNDO

A partir de la demostración (sin duda problemática) de la existencia de Dios, Descartes procede a aprovechar tal figura para apuntalar la reconstrucción del mundo, que la duda metódica había dejado en escombros.

No debemos olvidar que Dios es:
  • Omnipotente
  • Supremamente bueno


Estas dos cualidades divinas son esenciales para que Dios se convierta en garantía de:

  • Del buen funcionamiento de la razón frente a la amenaza del genio maligno.
  • De mi sentido de la realidad: no me engaño cuando creo que estoy despierto, ni cuando creo que los sentidos nos proporcionan información de algo externo a nosotros, ni de la existencia de mi cuerpo, en el que mi alma ocupa un lugar como ser pensante.

En definitiva, el sujeto pensante ya no está solo, sino acompañado de Dios y habitado en un Mundo material. Se trata, pues, de una realidad basada en tres substancias: cogito o res cogitans, Dios o res infinita, Mundo o res extensa.

A partir de aquí, Descartes se topa con un obstáculo: el problema de las tres substancias (o también, el problema cuerpo_mente), derivado del hecho que la materia y el espíritu son instancias ta diferentes que hay que explicar cómo es posible que interactúen en el caso de los seres humanos, que tienen cuerpo y alma (dualismo). Un problema que Descartes no dejará resuelto, o al menos no satisfactoriamente resuelto.

Para entender este asunto, también hay que tener en cuenta la definición de substancia que Descartes maneja:

  • Substancia es aquello que puede subsistir por sí mismo, que no necesita para ser de lugar alguno ni depende de ninguna otra instancia (Discurso, parte IV; Meditaciones, III meditación).

En este sentido, sólo Dios es una substancia, pues sólo él depende de sí mismo (osa que Spinoza tendra en cuenta para resolver este problema). El cogito y el mundo material son sustancias que dependen de Dios, que las crea, pero son independientes una de la otra; el cogito, por otro lado, depende epistemológicamente de sí mismo, pues él solo puede llegar a la certeza de que existe sin necesidad epistemológica de Dios.

Tenemos, pues, tres substancias bajo dos formas de realidad:

  • Dios: res infinita inextensa, realidad espiritual con sus atributos.
  • Mundo: res extensa infinita, realidad material.
  • Cogito: res cogitans, inextensa y finita, caracterizada por compartir materia y espíritu en un mismo ser.








Auto Cad Tutorials